¡Hola, mutante!
Bienvenido a Entwicklung Academy.
No olvides ver a nuestros personajes canon. Si estas considerando crear un personaje, toma en cuenta que siempre faltan chicos Very Happy

"La guerra se gana con inteligencia, no con sangre".









¡Bienvenidos!

Entwicklung Academy se encuentra oculto a las afueras de Canandá, cerca de la ciudad de Ottawa. Recibe a estudiantes de todas partes del mundo con habilidades especiales. Su director, Ezven Krause, ofrece una estancia placentera y familiar. "La guerra se gana con inteligencia, no con sangre".



¡Conectate!

Ingresa con tu nick, Nombre y Apellido, se admiten iniciales.
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos






¿Sabías qué?

Pasa el ratón por encima.
Últimos temas
» Registro de grupo
Jue Feb 07, 2013 12:03 am por Blair Waldorf

» Registro de nombre y apellido
Jue Feb 07, 2013 12:01 am por Blair Waldorf

» Norwich Rol Foro (NORMAL)
Sáb Ene 05, 2013 1:41 pm por Invitado

» 7th & Spring || Afiliación normal
Lun Oct 29, 2012 8:31 pm por Invitado

» Muffliato {Élite}
Mar Oct 02, 2012 11:17 am por Invitado

» It seems so fragile {Tumblr de promoción. ¡Únete!}
Lun Oct 01, 2012 11:35 am por Invitado

» camelot high
Sáb Sep 29, 2012 6:57 am por Invitado

» Summer Games - Foro Recién Inaugurado - Se busca Staff / A.Normal
Vie Sep 28, 2012 3:16 pm por Invitado

» Hogwarts Aparecium {ÉLITE} CAMBIO DE BOTÓN/CANNON LIBRES
Miér Sep 26, 2012 4:04 pm por Invitado











Administración

LEENA
MP - PERFIL
ASHCROFT
MP - PERFIL
AUSTEN
MP - PERFIL


Awards


PROXIMAMENTE
Mejor personaje masculino
http://i.imgur.com/nmjrF.png


Élite

The Hole .Photobucket Photobucket Photobucket thecityofpleasures Photobucket Image and video hosting by TinyPic Thewalkingdeadrol Photobucket Guardianes Foro rol Instituto Mistery Muffliatto EL SECRETO DE LA ROSA The Hunger Games Rol Twilight Moon Image and video hosting by TinyPic Abbotsford Village Photobucket
Normales









Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode.
Licencia de Creative Commons
Entwicklung Academy is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://entwicklungacademy.foroactivo.mx.
Agradecemos a
We Heart it
Deviantart
Source Code
Asistencia Foroactivo


Caleb S. Ashcroft | ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caleb S. Ashcroft | ID

Mensaje por Caleb S. Ashcroft el Mar Sep 11, 2012 2:19 am


















Caleb Seomán Ashcroft

Without the mask, where will you hide? Can't find yourself lost in your lie




19 años | Bloodkings | Homosexual

Descripción Psicológica

Caleb se rompió hace mucho, y como las cosas frágiles, por mucho que intentes recomponer los trozos nunca vuelve a ser igual. En su interior se mezclan una vorágine de sentimientos, la mayor parte de ellos con una condición negativa: pena, dolor, vergüenza e inseguridad hacen una mezcla explosiva que contamina prácticamente todo lo que hace, piensa,dice y toca el muchacho. Eso hace del chico un ser inestable, pues casi cualquier cosa puede hacer que se desequilibre, haciendo que su control sobre si mismo peligre. Y si peligra su propia persona, mas lo hacen los demás, puesto que es entonces cuando se muestran los poco controlados poderes de Caleb, que solamente los dioses pueden saber lo que pueden acabar haciendo. El castaño siempre ha odiado sus poderes casi tanto como se ha odiado a si mismo. Hay pocas cosas sanas en el oscuro interior del joven, aunque todas ellas están tan enterradas bajo el peso de lo malo que casi no lo siente. Es un entumecido emocional, y por eso lo que siente no lo hace con toda su alma: no ríe de una forma real como las demás personas, no se divierte al mismo nivel que los demás. Porque todo lo bueno esté enterrado bajo capas y capas de sentimientos malos que no lo dejan disfrutar de la vida como la otra gente.

Pero no puede mostrarse así ante los demás. No quiere porque eso haría ver que es una persona débil, y el chico lo último que quiere es serlo. Por ese motivo, ha hecho una pesada bola con todo lo negativo que anida en su interior, llevándolo cada vez mas abajo, hasta la punta de los pies, donde no pueda molestar a nadie. Y por eso lo que muestra a los demás no es su verdadero yo, sino una personalidad robada, como si llevara una máscara perpetua para evitar que los demás tengan una mala impresión de su persona. Y esa máscara está recubierta por una jovialidad y una alegría que parece imposible de conseguir, aunque nada forzada, puesto que Caleb tiene la asombrosa capacidad para mentir sin que nadie se de cuenta de que lo está haciendo. Así, puede inventarse la historia mas rebuscada e inverosímil del mundo, pero el modo en que la cuenta te hará pensar que de verdad ha sucedido. Está mas que acostumbrado a mentir: lo hace todos los días, fingiendo una despreocupación y alegría que está muy lejos de sentir. Pero, aunque no la sienta, lo parece, y por eso sus comentarios cargados de ironía, sarcasmo y “chistosidad”son un aspecto a tener en cuenta de sus encantos, que si bien tiene pocos, sabe hacer como que los tiene. Como nunca ha tenido mucho contacto con los demás seres humanos, tiende a ser desconfiado con loas personas, lo que también le lleva a ser algo solitario. No le gustan las multitudes ni las aglomeraciones, pero si tiene que estar en mitad de alguna, como por ejemplo en una fiesta, entonces lo hará, porque es lo que se supone que debe hacer, porque es lo que los demás esperan que haga.

Es inteligente, metódico. Tiene una mente brillante, aunque pocas veces hace gala de ello, porque no quiere o porque no le conviene. Pero si que es un chico listo, menospreciado, eso si. Culto y autodidacta, le encanta eso de leer libros, que son sus amigos mas íntimos, los que nunca le traicionan ni le hacen daño. Confía mucho mas en las palabras que en las acciones, y por eso siempre habla mas de lo que en realidad hace. De mente planificadora, siempre tiene que pensar las cosas dos, tres, cuatro veces antes de hacerlas, viendo los pros y los contras que pueda darle ésta. Es bastante cuidadoso con sus acciones y palabras, y por ello solo se mete en líos cuando él quiere, lo cual pasa algunas veces. La razón de ello es que le impide pensar y ser él mismo, y eso le gusta, por lo que muchas veces se le puede ver en movimiento, haciendo cosas en contraposición a su actitud pensativa citada anteriormente. Para evitar pensar hace cosas, pero no consigue dejar que los pensamientos llenen su mente todo el tiempo. Tiene poca paciencia con las cosas, aunque está intentado aprender a conseguir un poco mas, pero en seguida se frustra si algo no le sale bien o como él quiere. Suele hacer ejercicios para templar ese desasosiego que le invade en aquellas ocasiones, como contar muy despacio hasta veinte, respirar profundamente y todos esos trucos. Él prueba cualquier truco para no perder los nervios, porque sabe que algo malo puede pasar si lo hace.

Con aquellos a los que aprecia es muy sobre protector, pues no soporta que se le haga daño a aquellos a los que quiere. Se ha propuesto hacer de guardaespaldas de ellos, a pesar de que sabe que él mismo puede considerarse un peligro potencial si no logra controlar su poder pronto. Es capaz de hacer cualquier cosa por ellos, y cuando se dice cualquier cosa, es cualquiera. Precisamente por la escasez de amigos que tiene, los valora mucho mas, y por eso puede hacer cosas por ellos que otra gente ni consideraría pensar hacer. Cuidado con dañar de alguna manera a los que quiere: puede hacerte cualquier cosa, desde reventarte la nariz de un puñetazo hasta idear el mas retorcido plan para destrozar a esa persona. Tal vez esa sea una de las debilidades de Caleb, en general es un buen tío, pero las cosas que es capaz de hacer por venganza hacen dudar de que se le pueda dar realmente ese apelativo. No duda en hacer uso de la violencia cuando es necesario, puesto que, como ya se ha dicho antes, es bastante inestable, y es muy posible que cuando su reducida paciencia se acabe, se canse de tantas palabras bonitas y tanto planificar para sacar a pasear la mano.

Caleb persigue lo fuerte: ansía ser así, hacerse lo mas fuerte posible, y de tal forma es en la que actúa, desterrando todo lo que él consideraría débil para centrarse en las demás cualidades de uno mismo. La debilidad está bien en los demás, y en tal caso es su deber el proteger a esas personas, pero en si mismo no lo tolera, y por eso se esfuerza por no mostrar cuando se siente débil o cuando está triste. Ninguna muestra de debilidad debe traspasar su aparente muro sólido de alegría y jovialidad. A pesar de eso, no podrás decir que le conoces si nunca lo has visto abatido, inseguro o triste, porque ese es quien realmente es, alguien roto, y no el que muestra a todo el mundo. Si solo has conocido al Caleb alegre, entonces es que no le conoces del todo.
Historia

Caleb nació en la ciudad de Shreveport, en Luisana. Era el segundo hijo de una familia en crisis, quienes habían decidido tener un primer hijo para arreglar una primera crisis, y al presentarse otra, se lanzaron a por el segundo. De esa manera fue en la que el pequeño de la familia nació una noche de invierno, una de esas noches tan frías que hasta llegas a olvidar lo que es el calor. Ese era un buen entrenamiento para el joven, puesto que debía acostumbrarse a la falta de calor humano por parte de sus padres. Éstos, de creencias profundas llegando al punto del mas puro fanatismo vieron el cielo abierto al tener un nuevo hijo del que cuidar, apartando así de su mente los problemas que tenían entre ellos. Para ellos si que se acabaron los problemas, pero desde luego, para el pequeño Caleb no habían hecho mas que empezar.

Su infancia fue más o menos bien. Cierto es que, aunque sus padres esperaban que fuera la panacea que curara sus problemas matrimoniales, pronto fueron dejando de lado su cuidado, dejándolo en las manos inexpertas de su hermano mayor, Jason. Él fue quien lo cuidó en los primeros años de su vida, quien le prestó el mínimo de caso que sus propios padres no le prestaban. Jason solamente tenía 11 años cuando Caleb nació, pero supo apañárselas igual de bien que lo haría un adulto hecho y derecho. Pero pronto el cuidado de su hermano sería arrebatado de sus manos, cuando sus padres vieron en el pequeño algo extraño, algo que definitivamente les interesaba. Entonces fue cuando ellos reclamaron su derecho sobre su hijo, excusándose en un “es nuestro hijo, no el tuyo” para hacerse de pronto de cargo del joven, quitando así el mérito que Jason había tenido sobre el cuidado de su hermano en los años anteriores.

Ese hecho ocurrió cuando Caleb tenía 8 años. Su hermano ya había cumplido los 19, y se había ido de casa a estudiar su carrera en la universidad. Había buscado una forma de llevarse a su hermano con él, pero sus padres no se lo permitieron. Porque de repente volvió el interés por su hijo al descubrir que no era del todo normal. O, al menos, no la normalidad a la que la gente está acostumbrada. Porque no entra dentro de lo cotidiano un niño pequeño que tiene poderes sobre un elemento tan indispensable para el ser humano como es la sangre. Nadie supo como o por qué, pero el niño tenía ese poder. Abrir hemorragias en personas ajenas y en la propia, y también era capaz de cerrarlas. Así, esos padres fanáticos vieron en él como una especie de milagro: aquel que llena el cuerpo de llagas, y así mismo también las puede sanar. La codicia y el fanatismo de esos padres se hizo mas que patente al ver eso, y en cuanto se dieron cuenta de ello obligaron a su hijo a hacer uso de sus poderes. Lo que era de esperar es que no tuviera ni idea de como utilizarlos: a fin de cuentas, no era más que un crío. Querían ver una y otra vez como era capaz de controlarla, como provocaba y detenía hemorragias con la misma facilidad con que una persona normal respira. Pero no tenía ese dominio sobre él, pues nadie le había enseñado nunca como usar su recién descubierto poder. Era muy reacio a usarlo, pues tenía miedo, pero mas miedo le tenía a sus padres. Le obligaban a hacerse a si mismo heridas en su cuerpo para ver como las detenía, y si no quería, entonces eran sus mismos padres quienes lo herían. El cuerpo del pequeño Caleb acabó con multitud de cicatrices que no supo curar a tiempo. Vivía en un miedo constante al dolor que le provocaban sus heridas y al castigo que pudieran ponerle sus padres, que bien podía ser de distinta índole cada vez, pero la mas común era el encierro, meterlo en un pequeño armario que tenían en la casa, a oscuras, todo el tiempo que hiciera falta.

De ese modo fue en el que los años pasaron, y el pequeño Caleb fue privado de todo aquello que todos los niños tienen: amigo, escuela, pero sobre todo, de una familia que lo quisiera. Los días eran todos iguales: solamente ser obligado a usar su poder por sus padres, y, si se negaba, castigo al canto. Nada más que eso todos los días de su vida, una y otra vez, una y otra vez…hasta que un día no tuvo que hacer eso nunca más. En una de esas sesiones con sus padres, le obligaron de nuevo a controlar su propia sangre, haciendo así nuevas heridas en su cuerpo. Sin embargo, el destinatario de los poderes de Caleb no fue él mismo, sino, por primera vez, aquellos que lo habían obligado a todo aquello, sus padres. Sendas heridas en el cuello de los dos padres, que Caleb no se molestó en cerrar. Dejo que aquello fluyera, la sangre de sus padres tiñéndoles el pecho, resbalando hasta el suelo, quedando sus cuerpos cada vez mas quietos, hasta que un momento dado no se movieron mas. Y así fue el final de sus padres, aquellos a los que Caleb tanto había temido durante su vida. Se sentía terrible. No por la muerte de sus padres, sino precisamente por el hecho de que no le importaba. Acababa de matar a dos personas, y no se sentía mal por ellos. De hecho, casi se sentía bien, Liberado de una carga.

Tras el suceso llamó a su hermano, con quien no había tenido contacto desde que éste se fue a la universidad, hacía ya 5 años. Cuando le contó lo ocurrido no se lo pudo creer, pero aun así, fue a buscarlo lo mas deprisa que pudo, encontrándose la peculiar escena de sus padres tirados en medio del salón. No obstante, su primera reacción no fue hacia sus padres, sino hacia su hermano: corrió a abrazarle con todas sus fuerzas, mientras Caleb le explicaba todo lo que había pasado en sus años de ausencia. Avisaron a la policía, como el lógico: no querían que otra gente encontrara los cuerpos y arrojara las sospechas sobre ellos. Dictaminaron suicidio, y así, Caleb fue a vivir con su hermano, una nueva vida lejos de los abusos de la niñez. Como nunca había ido a la escuela, a sus 13 años no sabía nada: ni leer ni escribir. Se empezó a formar en esas artes mezclando las enseñanzas que le daba su hermano cuando podía con un aprendizaje autodidacta que él mismo fue capaz de sacar, y de ese modo empezó su pasión por la lectura, el único amigo que había conocido hasta entones. Pero no era capaz de llevar una vida normal: sabía que su poder estaba dentro de él, dormido, esperando a ser usado. Y él no sabía hacerlo. Necesitaba algo, alguien, que le dijera como usarlo sin tener que hacer daño a nadie, como ya había demostrado que podía hacer. Pero no había nadie. Se sentía solo, perdido. Pero no lo estaba, como descubrió años después, al conocer a una chica que era diferente, una mutante como él. Ella le habló de la academia Entwicklung, donde había otros muchos como ellos. Y en seguida el joven quiso entrar para que lo ayudaran con aquello que no podía hacer por si mismo. Ingresó en cuanto cumplió la edad mínima, y desde entonces estudia allí, aunque por el momento no ha adquirido mucha pericia en lo que a control de poderes se refiere. Pero bueno, tiempo al tiempo.

Familia



Joffrey Frederik Ashcroft | Padre | Fallecido : Era lo que a Caleb le gusta llamar un "científico loco". Su mente era brillante, si, pero no la usaba para obtener un bien común, como suele ser la meta de los científicos. Asiduo de la iglesia y del tabaco, nunca tuvo ningún reparo moral en maltratar a su hijo pequeño. Su relación con Caleb fue, como no, mala: Caleb lo temía, puesto que no hacer lo que él quería suponía un castigo seguro.

Melissa Rosemary Ashcroft | Madre | Fallecida : Ella no trabajaba. Como la buena ama de casa, ella siempre estaba en casa, como le correspondía según la mentalidad que tenía este matrimonio del mundo. Caleb era para ella algo fascinante, pero su fascinación rayaba el fanatismo. Su maltrato no provenía tanto del físico como el de su padre, sino que ella tiraba mas por lo psicológico. Temida por su hijo con todo su ser.

Jason Nicholas Ashcroft | Hermano mayor : Es el que siempre estuvo allí, quien le cuidó cuando nadie mas quiso y también cuando nadie mas pudo. La relación con su hermano es mas que buena, aunque por su parte se percibe cierta lástima por Caleb, lo trata con esa condescendencia con la que se trata a la gente que te da lástima pero no quieres decírselo. La personalidad robada de Caleb, esa alegre y jovial, pertenece en realidad a su hermano.
Otros


La personalidad que hace gala normalmente, ese ser tan alegre y chistoso, es en realidad la forma de ser de su hermano, Jason. Caleb se comporta como él porque piensa que es mejor ser así que como realmente se siente.

Todavía se pueden ver cicatrices mal curadas en su cuerpo, como por ejemplo en sus muñecas, o una apenas perceptible en su cuello.

Su animal preferido es el gato, y si es uno de color negro, tanto mejor.

Le encanta practicar deportes, sobre todo el baloncesto, aunque no verlos. Eso se le hace muy aburrido.

Sufre de claustrofobia, pues le recuerda cuando era encerrado de pequeño.

Odia el tabaco, además de porque el humo le asquea, también porque su padre lo fumaba en gran cantidad









avatar
Caleb S. Ashcroft

Mensajes : 52
Fecha de inscripción : 23/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.